Lanzarote, 7 días, 6 comidas

Tiene prevista una visita a Lanzarote (su primera vez, quizá) y no es muy probable que pueda repetir este viaje en mucho tiempo. Persona prevenida y bien informada, ya sabe que la isla no es muy grande y que su geografía ofrece motivos sobrados para inspeccionarla a fondo, de norte a sur y de este a oeste. Lo que quizá no haya tenido ocasión de leer todavía es que en Lanzarote los puntos cardinales son cinco: alto, dentro, hondo, horizonte y viento; y que el cielo es tan real como el infierno. Es más, se pueden visitar.

01_siete_dias_seis_comidas_800

Una comida memorable se compone mediante una experiencia equilibrada suma de varios factores, el entorno, la acogida, el sonido, la invitación a compartir, la luz, la cocina, la comodidad, el precio…

La lista que sigue está ordenada. Son seis comidas, para ir con luz natural y con algo de tiempo. Si se dispone sólo de dos días, la prioridad es la primera propuesta, si son tres jornadas, sume la segunda visita, y así hasta seis lugares mágicos, de esos capaces de reiniciar nuestro sistema interior.

1. Timanfaya, restaurante El Diablo

Parque Nacional Timanfaya, Lanzarote    +(34) 928 840056    Para ubicarse pinche aquí.

02_Compo_800_Timanfaya_Diablo

Para llegar es preciso pasar (y pagar, merece la pena) el acceso al parque nacional. Abone sólo la tasa de acceso, olvide la ruta de los volcanes. En el comedor elija una mesa junto a la cristalera exterior en la parte más alejada de la entrada y pida pollo asado y cerveza.

2. Famara, restaurante El Sol

Calle Salvavidas, 48, Famara, Lanzarote     +(34) 928 528788     Para ubicarse pinche aquí.

03_Compo_800_Famara_Sol

Lugar surfer y algo ácrata con las calles sin asfaltar. Conviene atarse un pañuelo en la cabeza y elegir mesa en la terraza junto al mar para probar un arroz caldoso con bogavante. Mientras lo preparan, un baño en la microcala, a dos pasos, o un vino moscatel elaborado en seco. Le sabrá a sal (una delicia) y pedirá otra botella. Enfrente el archipiélago chinijo.

3. Femés, restaurante Mirador de Femés

Plaza San Marcial, 18, 35570 Femés, Lanzarote    +(34) 628 416616     Para ubicarse pinche aquí.

04_Compo_800_Femés

A sus pies el Rubicón y Papagayo, comienzo del tiempo histórico de Lanzarote. Enfrente el Islote de Lobos y Fuerteventura, la isla melliza. A Femés sólo se llega subiendo y de Femés sólo se sale bajando. Lo suyo aquí es la carne de cabra y el listán tinto.

4. El Golfo, restaurante Bogavante

Avenida Maritima, El Golfo, Lanzarote      +(34) 928 173505      Para ubicarse pinche aquí.

05_Compo_800_Golfo_Bogavante

Perfecto para una comida de última hora de invierno, con el sol poniente sacándole brillo al mar. Mejor en la terraza de arena con los pies descalzos. Pueblo de pescadores por excelencia, una buena idea puede ser pedir una parrillada y regarla con vino Diego seco. Conviene solicitar que las piezas de pescado no sean muy pequeñas y que el punto de cocción, de jugoso tirando a crudo. Insista en ello. De aperitivo, lapas a la plancha con mojo verde.

5. Arrecife, restaurante Castillo de San José

Puerto Naos, Arrecife, Lanzarote     +(34) 928 812321      Para ubicarse pinche aquí.

06_Compo_800_Castillo_SanJosé

Arrecife nació como puerto natural y se desarrolló como lugar de comercios y almacenes. El Puerto de Naos, la bahía histórica de fondeo, contiene hoy un puerto de cruceros y de cargueros, lleno de grúas enormes y montañas de contenedores. La guarda del puerto la desempeñaba un recoleto castillo de tiempos de Carlos III, hoy convertido en museo de arte contemporáneo.

En el jardín hacia el mar, el restaurante comparte con el de Timanfaya la huella del diseño de César Manrique. Lo perfecto es sentarse junto a la cristalera, a degustar un surtido de tapas de cocina y de vinos por copas.

6. Los Valles, restaurante Mirador de Los Valles

Calle Celemin 21, 35539 Los Valles, Lanzarote     +(34) 928 528114      Para ubicarse pinche aquí.

07_Compo_800_LosValles

Hacia el norte de Lanzarote el paisaje agrícola, algo menos árido que en el resto de la isla, expresa a la perfección el esfuerzo humano por sacarle partido a la adversidad de la geografía y de la climatología. Los Valles es un pequeño enclave donde se ubica el parque eólico insular y este mirador de vistas preciosas sobre los aterrazamientos de los cultivos.

Se está muy a gusto dentro, junto a los ventanales, probando el pulpo a la parrilla con vino malvasía seco. Si es domingo, este restaurante es una opción muy buena para rematar la visita al mercadillo callejero de Teguise.

Para principiantes: Salvo que sea usted un atleta del transporte público irregular, la relación propuesta implica la necesidad de disponer de un coche, y hay radares. Por otra parte, una vez llegados a cualquiera de estos parajes, en general no hay muchas más opciones alternativas por los alrededores. Procure reservar mesa.

Para peatones y nocturnos: Los puntos más concurridos para el tapeo y el racioneo, tanto de día como de noche, a buen precio, con su punto de imaginación culinaria y con acceso en transporte público razonablemente fácil, son la Ribera del Charco (Arrecife) y la Avenida de Playa Honda. También para un café o una copa al aire libre.

Para residentes y repetidores: Como no hay guía ni lista a la que no se le pueda encontrar fisuras, está usted invitado a proponer aquí sus propias referencias. No es indispensable que sean seis.

Buen provecho!

Luis Díaz Feria, diciembre 201408_Trastos_sobre_palet_800

Puede suscribir las actualizaciones de GASTRO pinchando aquí

.

Entrada publicada el 16 de Diciembre de 2014

8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *